¿Por qué está en peligro de extinción?

Dos actividades humanas principales han llevado al cardenalito al borde de la extinción: la extracción no sostenible y, la pérdida y degradación del hábitat.

El tráfico

Las personas han capturado esta ave por muchas décadas debido a su rojo plumaje. En los inicios del siglo veinte estaba de moda usar sus plumas, así como el ave entera disecada para decorar los sombreros de las mujeres y otras prendas. También se sabe que el cardenalito frecuentemente se hibrida con canarios domésticos para crear una variedad de «factor rojo» en canarios. Esta actividad se volvió muy popular a principios del siglo XX y fue la primera causa de la disminución drástica de esta especie. La mayoría de las aves mueren en el traslado a través del océano.

El hábitat

El Cardenalito se ha distribuído históricamente en zonas donde también en bosques tropicales deciduos, en cerros cerca de Los Andes y las montañas costeras. Parte del hábitat que necesita el cardenalito ha sido degradado o transformado progresivamente por la explotación forestal, agricultura, urbanización y otras actividades. Afortunadamente, nuestras investigaciones sugieren que el cardenalito es capaz de tolerar una variedad de actividades humanas. Aun así, la pérdida de hábitat puede tener un impacto negativo en cuanto a disponibilidad de sitios de anidación. En Guyana, la quema intencional de la sabana es una práctica tradicional que se realiza por una variedad de razones, como por ejemplo el manejo del pastoreo para el ganado y como método para acechar la presa en cacería. De cualquier manera, esta práctica podría tener consecuencias altamente catastróficas para el cardenalito si no es controlado correctamente, especialmente durante los períodos de extrema sequía.

Genética

Si la población de cardenalitos sigue disminuyendo, la endogamia y la pérdida de diversidad genética podrían convertirse en amenazas adicionales en la vida silvestre. La endogamia puede reducir la resistencia a enfermedades y fertilidad, y la pérdida de diversidad genética reduce la habilidad de la especie para adaptarse a los cambios. Las buenas intenciones de una persona al liberar un híbrido de cardenalito (con algún ancestro cruzado de canarios u otras aves) podrían también tener un impacto negativo en la salud genética de las especies.